Investigación de mercados e inteligencia Competitiva

La inteligencia competitiva (IC) se define como el proceso de mejorar la competitividad en el mercado gracias a una mayor comprensión de los competidores de una empresa y del ambiente de competencia.

Este proceso es inequívocamente ético. Incluye la recopilación y el análisis legales de información concerniente a las capacidades, vulnerabilidades e intenciones de los competidores de la empresa, mediante el uso de bases de datos y otras “fuentes abiertas” de información, así como de la indagación ética de la investigación de mercados.

La inteligencia competitiva permite a las empresas de todos los tamaños tomar decisiones justificadas, acerca de todo lo que concierne a inversiones en mercados, marketing, investigación y desarrollo, y tácticas para invertir en estrategias de negocios a corto, medio y largo plazo. La inteligencia competitiva eficiente es un proceso continuo que implica la recopilación legal y ética de información, este análisis permite tomar decisiones en un entorno empresarial cada vez más competitivo. La inteligencia competitiva forma parte esencial de la incipiente economía del conocimiento. Al analizar las decisiones de las empresas competidoras y del mercado en general, para decisiones basadas en sus propios datos y de la competencia.

El análisis cuantitativo es trabajo muy estructurado y de vital importancia basado en la recopilación, análisis y difusión (interna o externa) de la información de la inteligencia competitiva, ésta ha evolucionado como una disciplina independiente.

La Society of Competitive Intelligence Professionals (SCIP) está formada por organizaciones que realizan actividades de inteligencia competitiva para compañías grandes y pequeñas, a las cuales informan de manera oportuna sobre los cambios en el paisaje competitivo

Desde un punto de vista práctico, la inteligencia competitiva presenta dos lecturas inmediatas:

  • Relación biunívoca eficiencia[1]-beneficios, la eficiencia de un proceso tiene una limitación puesto que en determinadas ocasiones la mejora de la tecnología implica que los procesos aún no pueden ser mejorados. La realidad es que cuando introducimos análisis cuantitativo en los procesos e investigaciones de nuestras propias empresas. Los beneficios incrementan puesto que el proceso analizado alcanza su máximo de eficiencia y a partir de ahí implica grandes beneficios para las organizaciones.

[1] En este contexto, Eficiencia: realizar una tarea con el menor número de recursos

  • Relación inversa entre mayor conocimiento del negocio y menor espacio temporal con respecto a los ciclos de innovación tecnológica. Las mejoras tecnológicas producidas, implican una mayor velocidad en la toma de decisiones. En el siglo XX se realizaban planes de negocio con vistas a 5 años, actualmente la mejora de los procesos de información implican que los ciclos sean muy cortos. Por lo que se deduce que a mayor información y análisis cuantitativo, mayor velocidad de ajuste de los agentes económico

Espero que sea de vuestra ayuda.

Saludos

Miguel Ángel Ruiz Reina

www.eknowmetrics.com

www.eoi.es

Si te suscribes...

  •  Te avisaremos de los nuevos Cursos, Talleres y Master Class que hagamos ONLINE.

  •  Tendrás acceso a ofertas y promociones puntuales.

  •  Si has estudiado Economía, ADE, Turismo. Recibirás ofertas de trabajo.

  •  Te mantendremos informado sobre novedades del sector de la Econometría.

  •  Te mandaremos tutoriales sobre herramientas de Econometría.

  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic